CARULLA
SmartBrands renovó la identidad visual de Carulla para enfatizar la atención amable como factor clave de diferenciación, darle un tono de exclusividad y complacencia, y cautivar al público joven-adulto con una identidad más contemporánea y atractiva, sin dejar de ser relevante para los clientes de siempre.
 





El nuevo logo combina un estilo amable y gourmet. La doble "ll" se convierte en el punto focal al evocar una sonrisa, que representa
la satisfacción que quieren ofrecer los más de 6.000 empleados que trabajan para la marca, a todos sus clientes. Recuperamos el óvalo como un valioso código de identidad que ha estado presente en el marca desde 1.905.


La doble "ll" sonrisa se potencia como un recurso clave para crear piezas amables y frescas.












Fachada Carulla Calle 85 - Bogotá



Diseñamos un lenguaje visual fresco, atractivo y versátil, basado en siluetas que ayudan a enfatizar la idea central de cada pieza.

























Simplificamos la "arquitectura de marca" eliminando logos (más no el servicio) como "Carulla.com" o "Soluciones Carulla", y rediseñamos las sub-marcas que se mantuvieron siguiendo la misma línea gráfica.




Diseñamos un sistema visual de packaging de marca propia en armonía con el lenguaje de las comunicaciones.






Le dimos una cara amable incluso a las piezas corporativas.


Refinamiento tipográfico del logo con el apoyo de César Puertas, tipógrafo experto.

La evolución de un ícono (fechas estimadas)





Almacén Carulla. Bogotá - 1935. La coincidencia entre el logo de 1.935 y el más reciente, ambos con tipografía manuscrita, encaja con el propósito de volver al origen, cuando Carulla era una tienda de barrio, lo que le facilitaba mantener una relación más atenta y cercana con sus clientes.